domingo, 13 de febrero de 2005

SANCTA ECCLESIA DEI


61.500 likes de visitantes 135 países. 


Obra representativa de la petición hecha por San Juan Pablo II  a Jorge Enrique  el 14 de junio de 1998  para que escribiera esta obra







Me hallé en espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una voz fuerte como de trompeta, que decía: lo que vas a ver escríbelo en un libro, y envíalo a las siete Iglesias: a Efeso, a Esmirna, a Pérgamo, a Tiatira, a Sardes, a Filadelfia y a Laodicea; cuando le vi caí a sus pies como muerto; pero Él puso su diestra sobre mí y dijo: no temas; Yo soy el primero y el último, y el viviente; estuve muerto y ahora vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del abismo. Escribe, pues, lo que hayas visto; lo que es, y lo que debe suceder después de esto”.

Apocalipsis I, 10-11; 17-19



Un libro 100% católico


Los autores han comenzado a escribir este libro en Santa Fe de Bogotá, Colombia, el 14 de junio de 1998, solemnidad de la fiesta de Corpus Christi. A solicitud de su santidad San Juan Pablo II mediante un sueño tenido con Jorge Enrique uno de sus autores; en el cual el santo padre de una manera simbólica les pidió escribir esta obra para el supremo beneficio de toda la humanidad, para el sumo bien de la Santa Iglesia de Dios, y para revelar la profecía sobre el fin de los tiempos.

Es un compendio histórico-religioso-profético que explica de una manera didáctica los eventos que han determinado la historia de la humanidad, la doctrina de la Santa Iglesia Católica, y la profecía escatológica para estos últimos tiempos.

Su fin es el de instruir a la persona que lo lee en los hechos históricos que han sido la causa de las transformaciones que la humanidad ha sufrido, en las verdades que la Santa Iglesia de Dios cree y practica, y en la profecía sobre el triunfo definitivo del Corazón Inmaculado de la Santísima Madre de la Santa Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo.

Las columnas en las cuales se ha construido son: la Santísima Eucaristía y la Santísima Virgen María.

Prologado por su reverencia padre Víctor Jesús Camacho Forero, el 4 de abril de 1999, en Santa Fe de Bogotá, Colombia.
Dirigido por su reverencia padre Konrad zu Löwestein, el 25 de octubre de 2003, en Wigratzbad, Alemania.

Presentado a su santidad Benedicto XVI para su revisión, el 26 de diciembre de 2010, en el Estado Ciudad del Vaticano.
Presentado a su santidad Francisco para su aprobación, el 18 de noviembre de 2018, en el Estado 
Ciudad del Vaticano.
Presentado al Dicasterio para la Doctrina de la Fe para su certificación, el 25 de enero de 2024, en el Estado Ciudad del Vaticano. 


Y vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía que anunciar un evangelio eterno para evangelizar a los que tienen asiento en la tierra; a toda nación y tribu y lengua y pueblo. Y dijo la gran voz: Temed a Dios y dadle gloria, porque ha llegado la hora de su juicio; adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas .

Apocalipsis XIV, 6-7



Jorge Enrique entrega una copia digital de su obra a Su Santidad Benedicto XVI el 26 de diciembre de 2010 para su revisión


 
©1998-2024

פיטר הרומאי


61.500 me gusta de visitantes  135 países.  


Jorge Enrique y Maryory Elizabeth entregan una copia digital de su obra al Papa Francisco el 18 de diciembre de 2018 para su aprobación





"Son también siete reyes: los cinco han caído, uno es, el otro aún no ha venido; y cuando venga, no durará mucho. Y la bestia que era y no es, es él, el octavo, y él es de los siete y va a la perdición”. 

Apocalipsis XVII, 10-11


PROFECIA  DE SUMMIS PONTIFICIBUS


Esta profecía “sobre los sumos pontífices” fue escrita en 1139 por San Malaquías (1094-1148), arzobispo de Armagh, Irlanda del Norte. San Malaquías durante su primera visita a Roma tuvo una visión sobre la colina “gianicolo”, en la cual vio las sucesiones papales y los 112 lemas en latín que describían, magníficamente, a cada uno de los 113 Papas que ocuparían el trono del Apóstol San Pedro, a partir de Celestino II (1144) y hasta el último Papa, que será uno semejante al Apóstol San Pedro, quien retoma en Roma las llaves de la Santa Iglesia Católica y las entrega después a Nuestro Señor Jesucristo en Jerusalén en su parusía o su segunda venida. Y a quien describe como Petrus Romanus; atribuyéndole a este último Papa no un lema, sino todo un parágrafo, escrito también en latín. Mientras que San Malaquías tenía la visión, pronunciaba los lemas, y un monje que lo acompañaba lo escuchaba y los escribía. Según algunos, esta profecía han sido escrita con la colaboración inspirada de San Bernardo de Claraval quien la recopila. La profecía de San Malaquías se refiere en su mayoría al lugar de origen de los pontífices, al escudo y también a eventos históricos que caracterizaron su pontificado. La profecía llegó solo a conocimiento del público en 1595 y fue publicada en el libro Lignum vitae, ornamentum et decus Ecclesiae por el monje benedictino Arnold de Wyon. A continuación describimos los últimos seis lemas y el último Papa a los cuales hace referencia esta profecía:

107. San Juan XXIII. (1958-1963). Pastor et nauta. Pastor y navegante. Angello Roncalli fue patriarca de Venecia, Italia, ciudad puerto marítimo de Europa. Pastoreó y guió el Concilio Ecuménico Vaticano II.

 108. San Pablo VI. (1963-1978). Flos florum. Flor de flores. Giovanni Battista Montini usaba en su escudo papal tres flores de lis. Y la flor de lis es considerada como la principal de todas las flores.

 109. Beato Juan Pablo I. (1978). De medietate lunae. De la media luna. Albino Luciani fue ordenado sacerdote (7 de julio de 1935), elegido obispo de Venecia en Italia (15 de diciembre de 1958), designado como patriarca de dicha ciudad (15 de diciembre de 1969) y elegido Papa (26 de agosto de 1978) durante el día astronómico de la media luna. Su pontificado fue muy corto, duró un ciclo de la luna, gobernó la Santa Iglesia Católica del 26 de agosto al 28 de septiembre de 1978.

 110. San Juan Pablo II. (1978-2005). De labore solis. De los trabajos del sol. Karol Wojtyla nacido en Polonia, un país del Este de Europa, ha sido el Papa que más países del mundo ha visitado llevando la “buena nueva” del evangelio. Su nacimiento y su muerte fueron durante un eclipse solar.

 111. Benedicto XVI. 112. Francisco. (2005-2024). Caput nigrum. Cabeza negra. Josef Ratzinger tiene en su escudo papal la cabeza de moro de Frisinga y renunció al papado para llevar una vida oculta dentro del Estado Ciudad del Vaticano. Y Jorge Mario Bergoglio es un Papa de la orden de los jesuitas. Según declaraciones del arzobispo alemán Georg Gänswein, el Papa con su renuncia ha convertido el pontificado en “un ministerio alargado, con un miembro activo y un miembro contemplativo”, en casi un ministerio en común. Esto hace que los dos Papas compartan el mismo lema Papa negro.

 113. Pío XIII. Gloria olivae. La gloria del olivo. Da su sangre, fuera de Roma, por la incorporación del pueblo de Israel dentro del cristianismo, ya que el olivo es el símbolo de la alianza entre Dios y su pueblo. Esta frase hace referencia a la grandeza de su martirio.

José Simón Pedro. In psecutione extrema S. R. E. sedebit Petrus Romanus, qui pascet oves in multis tribulationibus: quibus transactis civitas septicollis (Roma) diruetur, et Judex tremendus judicavit populum suum. Finis. Al final de la Santa Iglesia Romana se sentará Pedro Romano, quien pastoreará a la grey en muchas tribulaciones: y cuando esto pase la ciudad de siete colinas (Roma) será destruida, y el Juez tremendo juzgará a su pueblo. Fin. Restaura el dogma de la fe cristiana y gobierna la Santa Iglesia Católica durante la gran tribulación y el reinado del Anticristo. Prepara a Israel para el regreso de Cristo. El profeta Elías. El más santo de todos.


PROPHETIA  DE MAGNIS TRIBULATIONES ET STATU ECCLESIAE


Editada en Venecia, Italia en 1527. La profecía “sobre las grandes tribulaciones y el estado de la Iglesia es atribuida al Monje de Padova; ella sintetiza la razón del pedido que la Santísima Virgen María hizo a Sor Lucía de revelar el tercer secreto de Fátima a más tardar en el año de 1960 y complementa los últimos seis lemas y el último Papa de la profecía de San Malaquías:

 San Juan XXIII: hombre de gran humanidad y de hablado francés. Papa Roncalli por su humanismo fue llamado el Papa bueno, y representó por muchos años la Iglesia de Roma en París, Francia. Se cree que fue engañado.

 San Pablo VI: la sombra del Anticristo comenzará a oscurecer la Ciudad eterna. Papa Montini el 29 de junio de 1972 dijo: ¡tengo el presentimiento que por un resquicio ha entrado el humo de Satanás dentro de la Iglesia, se creía que después del Concilio Vaticano II vendría una jornada de sol para la historia de la Iglesia, llegó, en cambio, una jornada de nubes, de tempestad, y de oscuridad!”. Se dice que fue suplantado por un sosia.

 Beato Juan Pablo I: pastor de la laguna; tu reinado será tan breve como el de la estrella fugaz. Papa Luciani venía de la ciudad de Venecia, Italia, ciudad que está localizada dentro la laguna que lleva su nombre; y duró en el pontificado solo 33 días. Se afirma que murió envenenado.

 San Juan Pablo II: vendrá de lejos y manchará la piedra con su sangre (...). Y será arrancado de la vida. Papa Wojtyla venía de la ciudad de Cracovia en Polonia; el 13 de mayo de 1981 sufrió un atentado en la Plaza de San Pedro, donde su sangre fue esparcida; su muerte, el 2 de abril de 2005, fue agonizante, por sufrir el parkinson muchos años a causa del atentado.

 Benedicto XVI - Francisco: será un sembrador de paz y de esperanza en un mundo que vive sus últimas esperanzas. Papa Ratzinger y Papa Bergoglio se presentaron en sus viajes apostólicos como peregrinos y mensajeros de paz. Y siempre hablaron de la esperanza en las promesas hechas por Nuestro Señor Jesucristo a la humanidad, y que está siendo destruida por la ingeniería social anticristiana o neoateísmo, que no le ofrece ni la salvación ni la vida eterna al hombre, pero sí, su perdición y condenación eterna. El primero renunció a seguir siendo Papa y el segundo fue depuesto como Papa.

 Pío XIII: él vendrá a Roma de tierras lejanas para encontrar la tribulación y la muerte.  En él se cumple la visión de la primera parte del tercer secreto de Fátima, y que fue revelada el 26 de junio de 2000 por el Estado Ciudad del Vaticano. Muere asesinado.

 José Simón Pedro: cuando el hombre llegue a la luna, grandes cosas sucederán en la tierra, Roma será abandonada, como los hombres abandonan a la vieja megera, y del coliseo no quedará más que una montaña de piedras envenenadas. Consagra Rusia al Corazón Inmaculado como lo pidió la Santísima Virgen María en Fátima. Huye de Roma y reina en Jerusalén.  


  

 ©1998-2024